En este momento estás viendo La soledad del teléfono móvil.
La soledad del teléfono móvil

La soledad del teléfono móvil.

El teléfono móvil y los dispositivos electrónicos se han convertido en un apéndice del ser humano hasta tal punto que se da prioridad en la cena con los amigos, e incluso con la pareja y por la calle hay que ir esquivando a todos aquellos que van caminando pendientes de la pantalla, sin reparar en absoluto en el mundo que les rodea.

 Y a pesar de estar permanentemente conectados, con toda la información global a nuestro alcance, jamás ha estado el ser humano tan desconectado de sí mismo y de los que le rodean. Jamás ha estado tan solo.

 Desconexión con lo que nos rodea

Las personas que viven conectadas a sus dispositivos electrónicos, viven sin conexión con los otros seres humanos que les rodean, sin contacto emocional, y como consecuencia, sin empatía. Y esto muy grave, ya que desde mi punto de vista, la cualidad que más nos define como seres humanos sintientes y compasivos, entendiendo la compasión como amor incondicional, respeto y consideración hacia el otro, es la empatía.
 
Entre los horarios imposibles y las mil y una actividades diarias, no hay espacio para aquietarse, para percibir realmente la calidez, el sentir de la persona que tenemos enfrente. Desconocemos sus problemas, su estado de ánimo, no tenemos tiempo. Pero en este desconocimiento está el origen de muchos conflictos.

 ¿Y con nosotros mismos?…

Aquí tocaría incluir el emoticono con la carita de asombro.
No sabemos qué queremos, qué sentimos, qué nos pasa, qué nos produce tanta insatisfacción, tanta soledad a ratos, tanta infelicidad… Cuando realmente lo tenemos todo al alcance de la mano.

 Busca momentos de serenidad y de conexión contigo

En La Cornisa Violeta se crea un espacio y un tiempo para desconectar de la vorágine. Da igual que se trate de una sesión de Reiki, de Reflexología o de alguno de nuestros exquisitos masajes. Se procura el bienestar físico, pero también la reconexión interior con uno mismo, el encontrar la paz de cada ser, recuperar el equilibrio, ese paréntesis de descanso durante el cual se disuelve la tensión y reaparece la calma que nos fortalece para afrontar los desafíos de cada día.
 
 Abre tu corazón a la presencia del ahora
Esta serenidad también produce un nivel de apertura del corazón hacia los otros que permite unas relaciones más amorosas, más fluidas, con una mayor comprensión en el ámbito familiar y laboral. En cualquier situación dada, es muy diferente actuar desde la tensión contenida que desde la calma, la paciencia y la voluntad de entender.
 

Para ayudaros a recuperar este estado de claridad y paz interior, es que trabajamos en La Cornisa Violeta, sinónimo de serenidad, armonía y relajación en cada terapia.

 Todos los meses organizamos reuniones de Reiki para compartir momentos de sanación y equilibrio. Si no conoces el Reiki es una buena manera de entrar en contacto con esta técnica que mejora el equilibrio físico y mental. Si te animas a venir estaremos encantados de contar contigo.

 

 

Deja una respuesta